Alergias e intolerancias alimentarias

Cada vez existe una mayor prevalencia en la población de reacciones adversas a los alimentos o algún aditivo alimentario, además de un incremento de la gravedad. Esto es debido principalmente a los cambios en la dieta e influencias ambientales.

Es importante diferenciar el término alergia e intolerancia alimentaria.

La alergia alimentaria es una reacción adversa mediada por el sistema inmunológico a un alimento, normalmente suele ser a una proteína del alimento, como puede ser la celiaquía, esofagitis eosinófila.

La intolerancia alimentaria es una reacción adversa a un alimento en la que no participa el sistema inmunitario y se produce por el modo en el que el organismo procesa el alimento, como la intolerancia a la lactosa, enfermedades pancreáticas.

nutricion y calidad

Muchas de las alergias alimentarias gastrointestinales están mediadas por los anticuerpos IgE, los alimentos responsables de la reacción alérgica son la leche, huevos, cacahuetes, frutos secos, soja, trigo, pescado y marisco. Los síntomas suelen aparecer de pocos minutos a 2h después de ingerir el alimento, suelen provocar náuseas, vómitos, diarrea y dolor abdominal.

Para identificar y demostrar que el alimento causa una respuesta adversa se realizan principalmente  pruebas cutáneas, donde se coloca el alérgeno bajo la piel, en contacto con las Ig E específicas para ese alérgeno, ya que son las pruebas más económicas y en las que podemos obtener los resultados a los pocos minutos.

Los alimentos que dan positivo en las pruebas se tienen que eliminar de la dieta, aunque en las intolerancias alimentarias permiten ingerir cierta cantidad de alimento, pero en las alergias alimentarias no suele ser posible.

Actualmente están investigando intensamente sobre posibles terapias para determinadas alergias alimentarias sobretodo en los casos de reacción los a alimentos esenciales o en situaciones en que la ingestión de de pequeñas cantidades del alimento suponga una reacción grave o mortal.