Dieta de la mujer embarazada

Durante el embarazo es muy importante realizar una alimentación saludable (suficiente, equilibrada, variada, y adecuada). Comer de forma saludable es importante tanto para ti, como para tu bebé, puesto que él se alimenta también de lo que tú comes.

Existen muchos errores en las recomendaciones de la alimentación de la mujer embarazada, no es necesario comer por dos, se debe de hacer un estudio nutricional para calcular dependiendo de cuál es tu peso, la edad que tienes, el objetivo del aumento de peso para tu embarazo. Además el estudio nutricional es importante para ver si necesitas algún suplemento especial, ya que cada mujer necesitara uno en concreto e incluso en otros casos ninguno, tomarlos sin un control nutricional pueden llegar a ser perjudiciales.

Una mala nutrición  y estados de obesidad pueden causar problemas en el futuro bebé.

como-quedarse-embarazada-come

Los objetivos que se pretenden conseguir son:

  • Cubrir las necesidades nutritivas.
  • Satisfacer las exigencias nutritivas debidas al crecimiento fetal
  • Preparar al organismo para que el parto se realice de manera satisfactoria
  • Incrementar los requerimientos de energía y de determinados nutrientes, los más importantes son las proteínas, el hierro, calcio y ácido fólico.

Los requerimientos energéticos van aumentando a lo largo de la gestación en aproximadamente 250-300kcal/día a partir del segundo trimestre.

Los de proteínas es recomendable una ingesta de 1,1g/kg de peso/día.

Para asegurar la ingesta adecuada de calcio, se recomienda una suplementación especialmente a las intolerantes a la lactosa, las que tienen hipertensión arterial, gestaciones  múltiples.

Las recomendaciones de ácido fólico son de 600mcg/día

  • Algunos consejos para este periodo
  • Cuidar la higiene bucal
  • Preparar los alimentos de forma sencilla
  • Comer despacio, masticando bien, y no picar entre horas

Conservar la misma actividad física de siempre. Caminar o dar paseos para prevenir el estreñimiento y mejorar la circulación sanguínea.

Por ello os animo a todas las mujeres embarazadas que acudáis a un especialista en nutrición para que os aconseje y os personalice el plan nutricional más adecuado que debéis llevar a cabo.