Nutrición durante la infancia

Como sabemos los estilos de vida y los hábitos alimentarios son capaces de prevenir o promover la aparición de determinadas enfermedades crónicas, como son las cardiovasculares, determinados tipos de cánceres, obesidad, osteoporosis. Estas enfermedades se manifiestan principalmente en la vida adulta pero se empiezan a desarrollar en los primeros años de vida.

En esta edad los niños se encuentran en una etapa de desarrollo y crecimiento de huesos, dientes, músculos y sangre, necesitan más alimentos nutritivos que en la edad adulta, para evitar la malnutrición cuando tienen poco apetito, cuando comen un número limitado de alimentos o se incluyen en su dieta alimentos poco nutritivos.

Los objetivos nutricionales de la dieta en la infancia deben ser:

-Cubrir las necesidades energéticas para el crecimiento y desarrollo óptimo del organismo.

-Evitar carencias de nutrientes.

-Prevenir enfermedades crónicas relacionadas con la alimentación.

-Adquirir hábitos alimentarios saludables, para mantenerlos en la edad adulta.

nutricion y calidad

Necesidades nutricionales.

Energía:

Las necesidades energéticas de los niños se determinan mediante su metabolismo basal, su velocidad de crecimiento, la actividad que realicen. Esta energía debe ser suficiente para el crecimiento pero sin dar lugar a un aumento de peso.

-Proteínas:

Deben ser del  20-40% de la ingesta total. Normalmente no suelen existir carencias proteicas sólo cuando padecen de alguna alergia alimentaria o consumen una cantidad limitada de alimentos.

-Grasas:

Es importante también el aporte  de grasas del 30-40% de la ingesta total, principalmente de ácidos grasos poliinsaturados, evitando alimentos con grandes cantidades de ácidos grasos saturados y ácidos grasos trans.

-Hidratos de carbono y fibra:

Son la principal fuente de energía de la dieta, se debe consumir entre el 50-55% de la energía total principalmente en forma de carbohidratos complejos y solo un 8-10 % como azúcares refinados.

La fibra favorece la sensación de saciedad y evita el estreñimiento. Por ello es necesario que adquieran el hábito de consumir frutas, legumbres, cereales y ensaladas ricas en fibra.

-Vitaminas y minerales:

Las vitaminas y minerales son esenciales para el crecimiento  y desarrollo. Si el niño come de forma habitual una dieta variada, estas necesidades quedarán cubiertas.

Ejemplo de menú diario de 1800kcal.

Desayuno 20%
Vaso de leche semidesnatada (200ml) con colacao (7g una cucharadita)

Cereales (30g)

Zumo de naranja (un vaso, 200ml)

Media mañana 10%
Sándwich de pavo (30g, dos rebanadas de pan de  molde, 60g, tres lonchas de pavo)
Comida 34%
Judías verdes con tomate (150g)

Pavo a la plancha (100g) con patatas asadas(50g)

Yogur natural

Merienda 13%
Zumo de melocotón(vaso 200ml)

Galletas tipo María (5 unidades)

Cena 23%
Merluza a la plancha con ensalada( lechuga, jamón york, y queso de burgos)

Pera

Aceite de oliva al día (dos cucharadas soperas)

 

Por tanto, es necesario prestar mucha atención al tipo de alimentación y a los hábitos que puedan adquirir los niños ya que es el momento de que aprendan a tener una alimentación saludable y la mantengan siempre, si no se les acostumbra desde pequeños, surgirán problemas y enfermedades que en la edad adulta es muy difícil de corregir «Es mejor prevenir que curar´´.