Recomendaciones nutricionales en un día de esqui

Aunque parece que este año no va nevar demasiado, casi cada fin de semana practico mi deporte favorito, el esquí, este año volvemos a Formigal.

Para aprovechar al máximo el día y es necesario tener una alimentación adecuada ya que el esquí es un deporte muy divertido pero de intensidad moderada, en el que movemos grandes grupos de músculos.

Además como normalmente lo practicamos más de una hora, se emplean las reservas de grasa como combustible energético y es importante llevar una correcta alimentación, tanto antes, como durante y después de practicarlo.

Os doy unos consejos nutricionales que os ayudarán a obtener mejor rendimiento.

-El desayuno debe ser muy completo, rico en hidratos de carbono, proteínas . Como por ejemplo:

Un vaso de leche desnatada con cereales o tostada con mermelada y una pieza de fruta.

A mi me encanta tomar para coger fuerzas un vaso grande de leche desnatada con café, copos de maíz integrales, un vaso de zumo de naranja y un kiwi.

– Es muy importante tener una buena hidratación, ya que con lleva una pérdida de líquidos importante. Es recomendable que lo acompañamos de una bebida isotónica para reponer los electrolitos, normalmente me tomo powerade azul, que esta buenísimo.

-Durante la jornada de esquí debemos reponer fuerzas con alimentos que nos aporten energía y nutrientes en pequeñas cantidades como barritas energéticas, zumos, frutas como el plátano, frutos secos sin salar ni tostar como almendras, nueces.

En mi caso  llevo barritas de cereales con chocolate negro y almendras naturales.

-Para la comida, lo ideal es que sea ligera como un bocadillo de pavo o jamón serrano con tomate. Siempre tomo un sándwich en pan integral integral de pavo y un poco de queso light.

-Después de esquiar es fundamental realizar una buena recuperación mediante una ingesta suficiente, debemos de tomar una pequeña merienda como puede ser una barrita energética o fruta para luego cenar pronto tomando alimentos ricos en hidratos de carbono como arroz, pasta y proteínas que nos ayude a reponer las reservas de glucógeno en hígado y músculo. También es recomendable la ingesta de sopas y caldos para recuperar la temperatura corporal, líquidos y minerales.

Normalmente de merienda suelo tomar un café con galletas María o con una barrita energética.

Mis cenas son  variadas pero siempre intento que contengan hidratos de carbono y proteínas de alto valor nutritivo, como puede ser una ensalada de pasta y atún.

¡Espero que os ayude a disfrutar más del esquí¡